HOTEL VILLABLANCA

Ubicación: Bd de la Corniche, Casablanca 20000, Marruecos

Fecha de ejecución: 2022

Cliente: Villablanca Urban Hotel

Marcas participantes

Mobiliario: Cubiñá, Blasco & Vila
Iluminación: Vaporetto y ca2l
Mecanismos: Jung
Pavimientos: Neoceramica
Textiles: Naturtex

El reto del estudio ha consistido en transformar una serie de espacios en un hotel sostenible con una clara identidad mediterránea. La abundancia de luz, los elementos de artesanía y el empleo de materiales naturales crean un diseño interior sugerente y fresco de estética habanera y mediterránea. El edificio consta de planta baja, en laque se sitúa el lobby o recepción, el Sky bar con tres ambientes diferenciados, restaurante mediterráneo, restaurante japonés y club lounge.

El Sky bar acoge un concepto de restauración potente y urbano, inspirado en la cultura mediterránea. Está sectorizado por dos salas contiguas, pero diseñadas con dos ambientes diferenciados. Un restaurante con un diseño potente y transgresor con guiños industriales en todo su conjunto. Se aprecian instalaciones vistas, gigantes ventiladores situados en las paredes, abrazadas con ladrillos, envolviendo a la gran barra central, realizada con un sobre de mármol blanco país y su imponente frontal realizado de medias cañas de hierro pintadas de color verde y unidas entre ellas con varillas de latón.

En la zona de restaurante japonés predomina la potencia visual de la barra de sushi. En el espacio central situaron una isla de sofás semicirculares que ayudan a distribuir el local, y a ganar el máximo aforo. Tapizados en polipiel de color rojo carmín, aportan carácter al espacio. Las paredes estucadas con colores marinos y mediterráneos, se protegen con unas celosías formando formas geométricas y dejando ver tramos de pared realizando un juego de “lleno vacío” con cristales catedral que aportan lucidez con la retro-iluminación.
La zona del club, se concibe con el reto de aportar una estética selvática. Las barras se visten de azulejos hexagonales cobrizos, y su trasera con armarios repletos de botellería presa por jaulas de deployeé.
En la zona de baños y aseos se han creado arrimaderos de madera de roble teñida, con pavimentos despiezados de mármol y paredes vestidas con papeles decorativos con motivos selváticos. Para acabar, en el recibidor de los baños se colocaron unas taquillas en forma de celosía de madera de roble teñida que conforman la totalidad de las paredes como si de un mural se tratase.

Menú