AUREA PALACIO DE CORREOS

Ubicación: Logroño, La Rioja

Fecha de ejecución: 2019-2021

Fotografía: Eurostars Hotel Company

Cliente: Eurostars Hotel Company - Tarso Properties

Marcas participantes

Mobiliario: Inclass, Sancal, Minotti, Fenabel, Expormim, Origins 1971, Suinta, Vergés, Andreu World, Pedrali, Bloss
Iluminación: BS, Marset, Vibia, Faro, Oluce
Accesorios: Cosmic
Alfombras: J&T Bcn

 

Las zonas comunes del hotel se desarrollan fundamentalmente alrededor de un núcleo central, de forma que la fachada del edificio queda liberada. En la entrada al hotel, un doble espacio recibe al visitante, la luz natural contrasta con el acabado oscuro de la chapa de hierro de los espacios de servicio como la recepción o los buffets, y se contrapone con los tonos dorados del pavimento de granito natural. En este doble espacio uno empieza a descubrir lo que más adelante encontrará en las habitaciones, unas grandes cúpulas con motivos dorados que recuerdan la época de origen de la antigua sede de correos. En el otro extremo de la doble altura se sitúa una zona de bar, y resiguiendo el núcleo de chapa de hierro, uno se adentra a la zona del restaurante Matasellos.
La escalera juega el papel de nexo de unión. Una celosía de madera con pasadores latonados recorre el edificio de arriba abajo y funciona como soporte de un pasamano continuo que desciende des de la planta tercera hasta el aparcamiento del segundo sótano, y conectando el lobby con la terraza de planta tercera con vistas a la ciudad.
Las habitaciones del Áurea Palacio de Correos reciben al huésped en un espacio sobrio de madera y alicatado oscuros acompañados, por una gran cristalera latonada con cristal opal bronceado que actúa como una gran pantalla de luz. En el mismo acceso, el huésped encuentra un armario y un maletero, y una zona de escritorio donde poder trabajar. La cristalera de la entrada acompaña mediante las sombras y la luz hasta el espacio principal de la habitación. Detrás de la mampara se encierra el baño, con una cabina de inodoro cerrada y un espacio de lavabo y ducha. El techo curvo, en forma de cúpula, cuenta con unos motivos geométricos dorados que se desparraman por una esquina y bajan por el biombo del cabecero. Aquí apreciamos la época original del edificio, que se hace muy presente evocando el famoso estilo art decó. El terciopelo, los tejidos suaves, el pavimento y la luz crean una sensación acogedora y recogida que se separa del mundo exterior y protege. La distribución de las habitaciones es clara, distinguiéndose dos espacios tanto a nivel espacial como material: un acceso más sobrio con la idea de granito y madera muy presentes, el cristal y el dorado, y una espacio de habitación más blando donde el dorado y la madera son sus principales protagonistas. Un papel con sellos antiguos de correos lanza un guiño a la vida pasada del edificio.
Una de las joyas del edificio es el spa, situado en la planta sótano, dotado de sauna, baño turco, vitality pool con camas de agua y duchas de sensaciones y aromaterapia. Las duchas juegan con la luz de fondo y generan sombras y contraluces a modo de teatro chinesco.

Menú