fbpx

ANDAZ PRAGUE HOTEL

Ubicación: Prague

Fecha de ejecución: 2022

Fotografía: Brime Robbins

Cliente: UBM

Brime Robbins ha sido responsable del diseño interior del hotel Andraz Prague, que ofrece a sus visitantes una experiencia extraordinaria inmersa en los mitos y leyendas checos. La influencia de la República Checa se refleja en todo el diseño interior del hotel, que incorpora patrones y materiales locales, así como elementos del modernismo artístico. Y además de honrar los mitos y leyendas checos, el hotel también celebra su propio pasado, desde su origen como el “Palacio del Azúcar”, que fue la sede de las compañías de seguros para el azúcar, hasta su posterior uso como uno de los bancos más importantes de la República Checa.

Los detalles originales del edificio, protegido como patrimonio, se han conservado, logrando que el diseño combine su historia con toques modernos y lujosos, como las falsas “puertas de bóveda” o las antiguas ventanillas de los bancos que indican los números de las habitaciones. Los suelos de terrazo y las molduras se han añadido como interpretaciones contemporáneas de matices del Art Nouveau encontrados en Praga. El arte, tanto integrado como enmarcado, sirve como presentación a todos los mitos y leyendas presentes en el hotel y añade un toque especial en referencia a toda la historia que alberga el edificio. El elemento central del diseño es el León blanco con dos colas, una figura significativa en las historias checas. Este símbolo representa lealtad, amistad, estabilidad y fuerza, y se encuentra representado en las camas del hotel, en mesas diseñadas por el estudio o en la pared, junto a otras figuras como caballos, un ala, una espada mágica o el ojo de Libuse.

La “Historic Suite” representa el mito de Bruncvik, con tonos verdes y acabados marrón oscuro que simbolizan los colores del bosque. Las alfombras con patrones de hojas acompañan a las ventanas, también diseñadas por Brime Robbins. En el Mez Bar, la leyenda se representa en una pintura en la claraboya. Aquí, se simboliza el encuentro con el dragón, donde el León Blanco lo salvó. El revestimiento extravagante del bar se inspira en el uso previo del edificio.

Menú